jueves, diciembre 8, 2022
37.7 C
Asunción
InicioEditorialOxígeno para la Corte Suprema

Oxígeno para la Corte Suprema

Categoría

Fecha

Con permiso del lector, y porque creemos que viene al caso, citaremos un pasaje del Apocalipsis que dice: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente… Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré”. Decimos que viene a cuento porque a tibio suena o huele el pedido de permiso de Antonio Fretes.

Haber sido ministro de la Corte Suprema y presidirla lo puso en directa línea de sucesión de la Presidencia de la República, por imperio del ordenamiento constitucional. Tal es la importancia y gravedad del cargo de Presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Un pedido de permiso deja al solicitante en una suerte de limbo administrativo que genera una incertidumbre sobre el futuro inmediato. Alegar cuestiones de salud, y mucho más en los términos en que lo hizo Fretes, no tiene ninguna seriedad. Nadie, sobre todo a partir de cierta edad, posterga “largamente sus asuntos de salud”. El clínico menos avezado diría que semejante comportamiento raya con lo suicida. Así que permítasenos dudar de la validez de este argumento.

En cambio, está el otro detonante, que reviste seriedad y gravedad. Las contradictorias versiones sobre el contrato de asesoría jurídica celebrado entre Amílcar Fretes -hijo del ministro Antonio Fretes- y el ciudadano libanés Kassem Mohamad Hijazi, hizo ruido suficiente como para que la mismísima Fiscalía General del Estado designe a tres fiscales para abrir una investigación sobre el tema. Hijazi fue extraditado a EEUU a raíz de un pedido planteado por un tribunal de Nueva York que lo tiene procesado por lavado de activos. Fretes hijo debía hallar inconsistencias en dicho requerimiento desde EE.UU. pero su trabajo fue infructuoso. El contrato involucraba el pago de unos 380.000 dólares.

El caso, que luce lo suficientemente turbio, tiene antecedentes. El hoy extraditado sufrió en 2007 otro proceso por los supuestos delitos de lavado de dinero, asociación criminal y evasión impositiva. El caso llegó a la Corte e Hijazi fue absuelto por acuerdo y sentencia de la sala constitucional integrada por Antonio Fretes y los ministros Víctor Núñez (presidente) y Raúl Torres Kimser.

Demasiada tibieza para tan densos antecedentes. No alcanza con que Fretes pida tiempo, como en el basquetbol. Debe dejar el terreno libre a la justicia que necesita ser limpiada de tinieblas. Un chorro de oxígeno barre mucha mugre. Hay que dejarlo entrar.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.