spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioSexplícitxOrgasmo simultáneo: ¿Mito o realidad?

Orgasmo simultáneo: ¿Mito o realidad?

Categoría

Fecha

Alcanzar el clímax es prácticamente el objetivo central de un encuentro sexual, pero la posibilidad de hacerlo simultáneamente eleva las ganas y la imaginación dentro de la pareja.

En medio de una relación sexual, cuando ambas personas parecen alcanzar poco a poco el clímax deseado, sucede algo impensado: los dos comienzan a sentir cómo el orgasmo los va envolviendo, haciendo que ambos lleguen de manera simultánea.

¿Alguna vez te pasó o deseaste experimentar un orgasmo al mismo tiempo que tu pareja? Aunque resulte algo casi imposible, teniendo en cuenta que cada persona tiene sus propios tiempos, tampoco se trata de algo inalcanzable.

Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine señala que disfrutar de un orgasmo en pareja puede tener muchos beneficios para la salud, como disminución del estrés, alivio de dolores musculares, un sistema inmune más fuerte y menos riesgo de enfermedades del corazón.

No obstante, el orgasmo simultáneo no debe verse como el único objetivo dentro del encuentro sexual, pues la comunicación, la conexión previa y el constante contacto, serán factores esenciales que sirvan como el medio a través del cual la pareja pueda viajar por la simultaneidad orgásmica.

CALIDAD ANTES QUE CANTIDAD
“Las personas muchas veces se enfocan más en que ambos puedan llegar juntos, antes que las dos partes disfruten verdaderamente del encuentro sexual”, enunció la psicóloga clínica y especialista en sexología, Jazmín Escobar.

De este modo, la licenciada dijo que el disfrute de los cuerpos, el placer compartido, la comunicación y un buen juego previo, desatarán un placer simultáneo, que puede terminar en que la pareja llegue al mismo tiempo, pero solo porque cuentan con un nivel de conexión muy desarrollado.

“Por ello, actualmente hablamos de una meta que no esté basada en la cantidad de orgasmos o la simultaneidad del mismo, sino en la gratificación que pueda recibir una pareja al momento de su encuentro sexual, convirtiendo el momento en algo mucho más placentero”, destacó Escobar.

Entonces, la psicóloga reiteró que consiste en algo gradual y depende mucho de la confianza, diálogo y nivel de comunicación en la pareja, no solo para lograr un orgasmo compartido, sino también para acceder a una verdadera satisfacción.

CONSECUENCIAS DE UN ENFOQUE ERRADO
De acuerdo a la sexóloga, centrarse en lo cuantitativo antes que lo cualitativo desarrollará una mala concepción acerca de las relaciones sexuales, volviéndolas monótonas, aburridas y completamente alejadas del disfrute.

“Hay parejas que se conocen muchísimo, saben cómo estimularse y lo que le gustaría recibir al momento del contacto; para ambos, esto genera un placer al mismo tiempo, haciendo que se encuentren muy relajados y se posibilite un orgasmo simultáneo, pero esto no debe ser el objetivo”, recalcó la especialista.

Continuando, dijo que si dos personas comparten en el mismo momento un orgasmo sería solo por el gran nivel de relajación y conexión que comparten, pues para quienes ven esto como una meta les cuesta mucho más, debido a la baja estimulación y poco placer generado.

Así, quienes piensen más en acabar, estarán tan ocupados intentando esto, que el placer y el goce de los cuerpos quedará en segundo plano, convirtiendo el acto sexual en una simple actividad a concretarse o para complacer al otro, en lugar de lograr el mutuo disfrute.

Al percibir las relaciones sexuales por el acto mismo del disfrute, nos daremos la oportunidad de ver la satisfacción de la pareja como algo central, poniendo al orgasmo como un aspecto complementario que aparece luego de una excitante y erótica conectividad.

POSICIÓN QUE POSIBILITA EL ORGASMO SIMULTÁNEO
– Primeramente, es importante comprender que llegar al clímax al mismo tiempo será muy relativo y dependerá del nivel de excitación y relajación de la pareja, sumándose a esto la comunicación que mantendrán ambos.

– El juego previo y la capacidad de estimular indefinidamente son aspectos que potenciarán el disfrute en la pareja y, por ende, podrían facilitar la llegada de un orgasmo compartido.

– Una vez que la pareja se encuentra muy excitada, relajada y lubricada, pueden hacer la posición “M”. El hombre debe sentarse con sus piernas en forma de mariposa y apoyarse con las manos por detrás de su espalda; luego, la mujer debe sentarse sobre él y colocar sus piernas sobre los hombros de su pareja.

– La posición permite una penetración profunda que hará al hombre explotar de placer rápidamente y, al mismo tiempo, ayudará a que el clítoris reciba toda la estimulación necesaria para el orgasmo femenino.