lunes, noviembre 28, 2022
27.7 C
Asunción

Organización pro selva

OPEP son las siglas de Organización de Países Exportadores de Petróleo que son muy conocidas por poluir el planeta, ahora esas  mismas letras se  conforman a países cuyo deseo es proteger la selvas tropicales. Brasil, Indonesia y RDC ahora plantean una forma de trabajo en equipo por y para la salud mundial por los beneficios para nuestra vida de seguir teniendo selvas protegidas para beneficio planetario.

Estimulados por la elección de Lula, los tres países, que albergan la mitad de todos los bosques tropicales, se comprometerán a realizar mayores esfuerzos de conservación.

Las tres grandes naciones de selvas tropicales, Brasil, Indonesia y la República Democrática del Congo , están en conversaciones para formar una alianza estratégica para coordinar su conservación, apodada una «OPEP» para las selvas tropicales.

Una iniciativa mundial y hasta nacional del nuevo gobierno brasileño que además de encontrar soluciones para su casa está siempre comprometido con el planeta que tiene significativas consecuencias por el calentamiento mundial y cambio climático.

La elección de Lula, ha sido seguida por una oleada de actividades para evitar la destrucción de la Amazonía, que los científicos han advertido que está peligrosamente cerca del punto de inflexión después de años de deforestación bajo su líder de extrema derecha, Jair Bolsonaro.

Ahora se espera  de la nueva administración que asume el 1 de enero que sea un gobierno que vigile y regule esta nefasta actitud humana contra nuestra casa y los elementos que dan y sostienen vida con el oxígeno, alimentos y hierbas para sanar el enfermo medio ambiente global.  De allí saldrán beneficiados la flora,  la fauna y los seres humanos que debemos ser menos ecocidas e ir más hacia la construcción y protección de nuestra vida silvestre para dejar de sumar animales y especies botánicas como extintas .

Actuar en conjunto

Durante su primer discurso como presidente electo, Lula se comprometió a luchar por la deforestación cero en la Amazonía, mientras que Colombia propuso crear un bloque amazónico en la Cop 27, y el ministro de Medio Ambiente de Noruega se está moviendo para restablecer un fondo de mil millones de dólares para proteger la selva tropical después de que se detuvo bajo Bolsonaro.

Un hombre tildado de nefasto como Bolsonaro no solo con el medio ambiente sino hasta con la humanidad por haber registrado un gran número de asesinados por la violencia de ese paìs el mas alto del mundo  y por la  pandemia y la poca atención dada a las instituciones y organismos de cuidado a la salud a favor del pueblo brasileño.

Brasil, Indonesia y la República Democrática del Congo albergan el 52% de los bosques tropicales primarios que quedan en el mundo, que son cruciales para evitar una catástrofe climática.Solo esperamos que si se logra concretar la idea de tener una organización que proteja y promueva el cuidado a las selvas tropicales, sus ideas no caigan en saco roto y se sostengan sobre todo en la mente y el accionar de toda persona humana en cualquier lugar del planeta. Somos finalmente  siempre los que tenemos la primera y última palabra de lo que se haga en nuestra casa común.- 

Los largoplacistas han influido en los informes del secretario general de la ONU y un experto en esta ideología dirige actualmente la Rand Corporation».

Algo que puede servir cómo referencia que este estilo, forma de pensar o vivir ya se encuentra existiendo en las grandes esferas de impacto humano.

Más del autor