lunes, noviembre 28, 2022
27.7 C
Asunción

Mojando la camiseta

Argentina acaba de perder frente a Arabia Saudita 2 a 1 en el inicio de su participación que algunos creían sería un camino  fácil a la copa del mundo que se juega en Catar. Un disciplinado vecino de este emirato dió un batacazo contra todo pronóstico o apuesta. La camiseta albiceleste ha sido humillada. 

La casaca es un abrigo ajustado al cuerpo, largo y con faldones, generalmente de color vivo y adornado con pasamanería o bordados; es una prenda antigua que llevaban los hombres y que actualmente es usada como parte de algunos uniformes incluidos los deportivos.  Usualmente vestidos para batallas o desfiles por o para un país, gobierno u organización que lo use para crear identidad y uniformidad entre los integrantes de un grupo en particular.

Desde hace unos días en Catar   se ha dado inicio a uno de los eventos deportivos más importantes del planeta que gira alrededor de un balón, 22 jugadores y la fiesta que despertó y despierta el deporte mundial o fútbol.

Símbolo y tradición

Una oportunidad para que el fanático siga de cerca al equipo que más le guste por un mes, es decir hasta el 18 de diciembre. Fecha donde veremos  qué país puede llevarse la copa a su casa.

Latinoamérica ya marcó su presencia en el acontecimiento deportivo habiendo salido Ecuador cómo victorioso frente al dueño de casa Qatar que pierde 2 a 0 pero su vecino Arabia Saudita acaba de humillar a la Argentina, favorita al título inicialmente.

Latinoamérica tiene historia ganando en mundiales con equipos como el Brasil, Argentina y Uruguay, . Un país que este año volverá a pisar el gramado para correr tras el esférico por más de una hora hora para hacer brillar su jogo bonito o jogo bonito es Brasil, con cinco copas del mundo ya ganadas. Se enfrentará a Serbia el 24 de noviembre, luego Suiza el 28 de noviembre  y Camerún  el 2 de diciembre.

Los entendidos de este deporte dicen que este país tiene chances de volver a ser campeón vistiendo su clásica casaca “verde amarela” o verdeamarilla. Una combinación que la hizo popular en el fútbol para luego ser usada en la política para lograr la unión de seguidores de Bolsonaro. El derrotado presidente hizo uso de este emblema nacional en sus campañas políticas y exposición de imagen que ahora ya se despidió de otro periodo presidencial, saludando a su contrincante Lula Da Silva quien será el que presida al vecino país hasta el año 2026. Apropiarse de la remera de la selección le ha traído severos cuestionamientos. 

 

El brasileño espera que la camiseta imponga miedo y respeto. Una combinación que al solo ver a 11 jugadores vistiéndola en la cancha uno ya cree que la victoria ya es de ese país. Muchos ha ya hecho del negocio de la producción, venta y adquisición de esta casaca un éxito sin precedentes. El costo de las mismas supera los 100 euros en varios sitios. 

Mantener la distancia

El ejercicio físico es una cosa y el resto no tiene porque mezclarse con lo conocido cómo una verdadera pasión que debe ser sana y no tiene porque mezclarse el deporte con tendencias políticas y confundir al elector que debe a su vez diferenciar bien el deporte y política que corren por carriles muy diferentes, tienen otro aroma, color y sonido aunque comparten algunas similitudes al momento del ruido visto y escuchado en sus enfrentamientos. encuentros con seguidores y hasta en las elecciones donde se determina el campeón del torneo que se esté jugando o votando para o por algo. 

Lo que fue  noticia con lo acontecido en Brasil nos debe llevar a parar el balón y evaluar el momento y lugar en el  que estamos  no cómo brasilero, argentino o de cualquier país que estará trabajando para hacerse de la Copa del mundo y los 2.1 billones de dólares que también puede hacerse el país que llegue a ganar esta copa del mundo.Dinero que bien administrado puede servir bien a la institución de la selección nacional y hasta para su presupuesto nacional con fin de satisfacer bien a las necesidades de la población. 

El amor a la camiseta de fútbol en varios sitios ha superado a los símbolos patrios de la bandera lo que ya nos debe decir mucho sobre la decadencia de la política y como esta intenta manipular lo segundo..

Más del autor