spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
19.7 C
Asunción

Medio (ambiente)

Existen términos o palabras que quedarán impresas en la cabeza de mi generación y son, medioambiente, ecosistema, energía, contaminación y millenials inútiles. Y otros adjetivos y sustantivos similares usados para identificar hechos y momentos en la historia de la humanidad.

Ahora toca informar lo que fue la épica de conservacionistas por el medio ambiente mundial que se ha relacionado a la petición que han hecho para con la minería en aguas profundas que consiste en la extracción de yacimientos minerales del fondo marino.

Un compromiso global
En la ciudad de Marsella, Francia se lleva a cabo el principal evento medioambiental del mundo en 100 días donde se habló entre los participantes sobre empresas y biodiversidad,Cambio climático, Ecosistemas,derecho ambiental, bosques, género, política global, gobierno y derechos, medio marino y polar. Además de las autoridades políticas y organizaciones pro ambiente invitados lo más seguro es que la playa sobre el mediterraneo al sur de Francia tenga cómo “invitados” a las personas que con ruido, instalaciones artísticas y otras maneras de manifestarse exigen conciencia en relación a lo que hacen y deben hace las potencias a nuestro hábitat. Lo que ya ha despertado un pedido de conservacionistas está ligado a la prohibición de la minería en aguas profundas.

Que tiene una lista de efectos dañinos a nuestra casa cómo en materia de pesca esta práctica pondría en peligro la principal fuente de proteínas de unos 1.000 millones de personas y el sustento de unos 200 millones. Al tiempo que alteraría los ciclos del carbono y los nutrientes del océano, y dañaría ecosistemas que no se sabe si se recuperarán.

La realidad es que se ha adoptado el voto que aprueba la prohibición de la minería en aguas profundas, que es quizá uno de los logros más importantes del conservacionista que sigue despierto y vigilando algún riesgo que puede afectar nuestro ecosistema que se encuentra ya muy agitado y constipado.

Nuevas opciones
La moción global pide a todos los Estados miembros apoyen una moratoria sobre la minería en aguas profundas hasta que se lleven a cabo evaluaciones de impacto rigurosas y transparentes, se comprendan los riesgos sociales, culturales y económicos y se garantice la protección del medio marino.

No todo termina en el agua, la minería es un negocio conocido y visto también en la tierra donde se da la destrucción de la corteza terrestre. La contaminación de las aguas, la afección a la flora y fauna del entorno próximo a la explotación minera y los efectos negativos en la salud humana de las poblaciones próximas a la mina.

Además de manifestarnos y protestar cómo conservacionistas es importante entender el triste final que nos espera cómo humanidad que de a poco armamos nuestro propio apocalipsis mientras continúa la excavación en la tierra o agua para construir lo que a su vez destruye la vida sobre la faz de la tierra.

Más del autor