domingo, abril 21, 2024
33.7 C
Asunción

Los climas extremos y sus efectos

Estamos en los meses de mayor lluvia y el comienzo de las bajas temperaturas. Es tiempo de otoño en el hemisferio sur previo a nuestro invierno y en Europa se encuentran en la cómoda primavera, la estación que aparece luego del invierno, que no tuvo nada de agradable en esas latitudes del mundo. Además de lo registrado del frío y los efectos negativos en la agricultura también el covid ha sido protagonista. La economía francesa por ejemplo destaca que el episodio de las heladas afectó especialmente a los agricultores del suroeste.

Por aquí la sequía por efecto del fenómeno de la Niña hizo perder el 60% de los cultivos afectando severamente al PIB nacional. En estas coordenadas del mundo la agricultura continua peleando en los veranos e inviernos con el calor y frío para poder sembrar y generar riquezas a los países del hemisferio sur donde nos estaremos abrigando sus habitantes y viendo y padeciendo los impactos de las bajas temperaturas y por sobre todo una fuerte inflación que puede acabar en recesión.

Una mirada holística
Hoy día no se trata solo de características particulares psicológicas de la población de cada país sino de lo que piense y haga la población global en su casa para cuidarla y proteger a su vez al globo. Este es el tema central. Lo que hacemos o dejamos de hacer para evitar los altos costos del cambio brusco de temperatura sobre el medio ambiente.

La especie humana no es la única que se ve afectado por altas o bajas temperaturas sino también sistemas economicos y politicos que nos sostienen y resguardan pero en inviernos y veranos también se quiebran cortando posibilidades de crecimiento y progreso ofertando y vendiendo productos sembrados en la tierra de cada uno. El cambio climático no es nada nuevo, lo que es reciente y molesto no solo para los franceses son las malas consecuencias que trajo consigo el frío europeo y la sequía por estos lares.

En pocos días ese clima y tiempo exige salir de casa no solo con tapabocas sino bien abrigado para evitar contraer enfermedades respiratorias entre nosotros que ponen en riesgo nuestra salud por un virus que continúa en el mundo causando daño y las habituales de la temporada: la influenza y neumonía.

Más del autor