viernes, junio 14, 2024
28.6 C
Asunción

Lo que nos depara este nuevo año

@lacostasoy

Este año, es catalogado como el año electoral y se presenta en la mitad del mandato de Mario Abdo Benítez como Presidente de la República. Lo intereses se centraran en cuestiones netamente regionales o municipales pero con un alto contenido que rozaran las expectativas proyectadas para el 2023. Será un plebiscito a la gestión del partido colorado en funciones de gobierno? Siempre se analizará desde este punto de partida.

Los acontecimientos políticos arranca con un enero largo y empujando para que el año arranque. La espera del tan anhelado circulante de dinero, las prioridades de los gastos, los impuestos a ser implementados, marcan la hoja de ruta de este 2020. Mientras que para el mes de febrero, las precan­didaturas municipales y partidarias empezaran a asomar los rostros que buscarán el protagonismo en el contexto de un desbloqueo de listas que aún queda por saber cómo implementarse.

Sin dudas, será el dilema de principio de año. Cómo se aplicará el desblo­queo?. Será como una experiencia religiosa, donde los más preocupados son los candidatos o candidatas antes que los electores. Del saber votar, pasare­mos al saber a quien elegir. Aunque este tipo de desbloqueo no nos garanti­za que tendremos a los mejores en los cargos.

Los colorados definirán a mitad de año quienes formarán parte de la nueva Junta de Gobierno. No parece un acontecimiento muy determinante por la implicancia que hoy en día se tiene desde esa instancia partidaria que poco o nada influye en las decisiones del actual gobierno. Por otro lado, las elecciones de renovación de autoridades del Congreso Nacional, también a mitad de año, si tendrá un impacto directo en el camino que traze Mario Abdo Benítez, que siempre tiene encima el fantasma del Juicio Político.

Precisamente, este será su segundo informe ante el Congreso Nacional. El 1 de julio, deberá detallar los avances que su gobierno tuvo en estos años. Y es ahí donde las críticas están a la dulce espera.

En síntesis, (para no alargar tanto) será un año donde las expectativas de los electores en relación a los elegidos, deben de coincidir, para dar señales de cambios, o de lo contrario, nos volverán a cagar.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor