spot_img
spot_imgspot_img
domingo, junio 26, 2022
14.7 C
Asunción
spot_imgspot_img
InicioSexplícitxEl placer en la palma de tus manos y tu boca

El placer en la palma de tus manos y tu boca

Categoría

Fecha

Aparte de ser una actividad preferida por más de una persona, el sexo oral podría estar repleto de preguntas en cuanto a su realización, por las técnicas que se requieren. Específicamente a la hora de practicarlo en los hombres pueden llegar a surgir ciertas dudas y, a través del medio digital español The Objective, ciertas dudas son respondidas.

¿Qué hago si él no tiene prepucio?
A la hora de bajar, algunas mujeres pueden encontrarse con la sorpresa de que su compañero tiene el pene circuncidado, por lo cual no sabe si debe ofrecer un oral más cuidadoso o diferente. La respuesta es simple: no hay ninguna diferencia en la forma de brindar placer a un pene con prepucio o sin él.

¿Y si tiene el pene escondido en el prepucio?
En algunos casos puede resultar que el prepucio cubre de amplia manera al pene, hasta casi “esconderlo”. Para esto, a la hora de practicar un oral, con las manos se debe mover hacia arriba lentamente, acompañando con suaves lamidas para que él vaya sintiendo la calidez de la lengua poco a poco.

¿Cómo evito las arcadas?
Aunque muchos dicen que sin arcadas no existe el oral, en realidad no tiene por qué ser así. En el caso de que la felación habitualmente te genere arcadas, para evitarlas debes colocar la punta de la lengua en el paladar para bloquear la garganta. Así desaparecerán.

¿Debo hacer la garganta profunda?
La garganta profunda, o introducir el pene hasta el final de la garganta de ella, es común en la pornografía, pero no tanto en la vida real. Muchas mujeres sienten cierta presión por llevar a cabo esta práctica, pero lo cierto es que no resulta esencial para el placer del hombre, pues se trata de un mito. Él apenas notará la diferencia entre unas felaciones bien hechas o la garganta profunda.

¿Me lo trago o no?
A algunos hombres les encanta que su pareja se trague el semen, y a otros les da exactamente igual. De la misma forma, hay mujeres a las que les enamora esta práctica, y existen hombres que lo ven un poco asqueroso. Así que, con respecto a esta práctica, debés hacer lo que quieras o bien conversarlo con tu pareja.

¿Qué hago si se me cansa la boca?
La boca se cansa al poco tiempo de comenzar a realizar una felación, sobre todo si se hace con intensidad. Muchas mujeres aguantan y aguantan hasta que no pueden más, con el objetivo de no cortar abruptamente con el asunto cuando él disfruta tanto, pero a veces puede ser inevitable pararlo.

Para que no te pase, podés probar con la alternativa de seguir con la mano al mismo ritmo en que brindás sexo oral y una vez que se haya descansado la boca, podés volver con el oral o ir alternándolo, pues al fin y al cabo esto se trata de disfrute mutuo.

¿Qué hago si se me mete semen en el ojo?
Cuando el semen entra en contacto con el ojo, éste comienza a arder, a escocer y se enrojece. Aunque parezca el fin del mundo en ese momento, sobre todo si es la primera vez que sucede, no debes preocuparte, pues el efecto pasará al cabo de unos minutos. Mientras debes evitar frotarte los ojos y enjuagarlos con abundante agua lo antes posible.

¿Qué hago con los testículos?
Muchas tienen la duda de qué hacer con los testículos durante las felaciones y la respuesta es clara: lo que quieras. Hay quienes acarician los testículos, los besan y lamen mientras siguen con la mano, presionan el perineo para más placer, etc. Lo ideal es siempre conversarlo con tu pareja y que ninguno de los dos haga o reciba algo incómodo.