sábado, septiembre 23, 2023
40.7 C
Asunción

De pulmones y tours

El ciclismo es un deporte que gusta a muchos,  más pocos podríamos pedalear 3.300 km en nuestro día a día o lo que plantea recorrer el Tour de Francia, una de las carreras ciclistas más populares e intensas del mundo. La carrera demanda de piernas, espíritu y pulmones que sirvan para oxigenar al atleta que dirige la máquina de dos ruedas que ahora se usará en este nuevo tour que permitiría asistencia pulmonar para el ciclista. 

Se titula “tour Epoc” por el acrónimo de  enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Es una enfermedad pulmonar común que reduce el flujo de aire y causa problemas respiratorios y que con ella se hace muy difícil lograr pedalear distancias que demandan no solo tener piernas fuertes sino sobre todo pulmones sanos que tengan la capacidad de oxigenar bien el organismo que compite por llegar a la meta.

Un desafío único 

Philippe Poncet que padece esta dolencia lanza una primera etapa del evento para alertar sobre la necesidad de diagnosticar antes esta enfermedad e integrar la actividad física en el tratamiento. Simplemente para notar  el alcance que tiene el pedaleo en la población francesa que en 1903 empieza el tour o recorrido de su país en bicicletas.

Este 28 de junio Poncet intentará la apuesta de empezar a andar en bicicleta durante cinco horas con asistencia respiratoria, que esperemos sirva de inspiración a otros lugares del mundo que también tengan personas viviendo o intentando vivir con complicaciones en su pulmón.

Tus airbags orgánicos te ayudan a obtener el oxígeno que necesitas y llevarlo a donde más lo requiere tu cuerpo. Puedes recorrer más distancia y a una velocidad mayor sin sentir fatiga si logras que más oxígeno pase por tu cuerpo. Por este motivo un atleta con posibilidades de ganar algo  debe estar preparado físicamente y estar en condiciones orgánicas que le den el empujón necesario para trabajar bien y lograr llegar a la meta que plantee el deporte en el que participe. 

 

La EPOC, de la que el tabaco es el principal factor de riesgo, se convertirá desafortunadamente, en 2030, en la tercera causa de muerte en el mundo. 

Las enfermedades pulmonares incluyen el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la fibrosis pulmonar, la neumonía y el cáncer de pulmón. También se llama enfermedad respiratoria, neumopatía y alteración pulmonar.

Conocer para reconocer 

Al inhalar, el aire ingresa a los pulmones y el oxígeno de ese aire pasa a la sangre.  Al mismo tiempo, el dióxido de carbono, un gas de desecho, sale de la sangre a los pulmones y es exhalado. Ese proceso, llamado intercambio de gases, es fundamental para la vida. Los pulmones son el centro del sistema respiratorio.

La función de este sistema consiste en llevar el oxígeno del aire a la sangre y eliminar el anhídrido carbónico (CO 2) al aire . Este intercambio de gases se produce en el interior de los pulmones.

Por este motivo es importante estar siempre inhalando e introduciendo oxígeno limpio y condiciones adecuadas. La respiración de aire puro ayuda a estimular nuestro sistema inmunológico, reducir la posibilidad de padecer trastornos alérgicos y afecciones respiratorias. Si no hacemos esto podemos estar en el envejecimiento acelerado de los pulmones y pérdida de la capacidad pulmonar, función menor y desarrollo de enfermedades como asma, bronquitis, enfisema y posiblemente cáncer.

Ahora nos queda esperar ese 28 de junio y ver cómo le iría a Philippe Poncet en esta hazaña que puede servir para incluir una nueva terapia de recuperación a pacientes que tengan EPOC y puedan así volver a usar sus pulmones con normalidad en cualquier tipo de actividad que demande tener bronquios que usen bien el oxígeno inhalado.

Más del autor