Connect with us

Suscribirse

Editorial

La hora del Smartphone

Giro instrumental en programa educativo

Finalmente, el Ministerio de Educación cayó en la cuenta de que el programa “una compu­tadora por niño” es insostenible, sobre todo, en un medioambiente de recursos económicos limitados. Aún a riesgo de ser reduccionistas, diremos que el MEC llega tarde a esta conclu­sión, ya que algunas voces habían alertado sobre este callejón sin salida, dada la velocidad con la que cualquier equipo informático entra hoy en fase de obsolescencia. La computadora XO había sido elegida, temporibus illis, por su “lenguaje desarrollado para que cualquier niño pueda utilizarla fácilmente”. Como se ve, una visión caduca de una realidad evidente: hoy, “cualquier niño” puede dar clase en el uso de un Smartpho­ne, mil veces más complejo que una vetusta XO.

El universo de las herramientas informáticas ha experimentado una transformación drástica en el Paraguay. Según un estudio encargado por la Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación (Senatics), el 87% de los paraguayos tiene hoy acceso a internet. El 98,5% de ese total lo hace vía Smartphone. Cada hogar tiene un promedio de cuatro celulares. Esto sugiere que un programa educativo basado en la incorporación de dispositivos electrónicos ya no depende de costosas compras de equipo sino de poner en funciones los que ya existen en cualquier familia. Sin embargo, todo lo que ve­mos son ridículas prohibiciones que impiden al niño entrar a clase con su celular, siendo que un Smartphone le abre las puertas a un mundo infi­nito de fuentes de información y conocimiento.

Según un estudio del Instituto Desarrollo centrado sobre el uso de la informática en la educación, “las nuevas tecnologías afectan el acceso al conocimiento de la misma for­ma que lo hizo la escritura. Las formas de aprender y tener acceso a los conocimientos se van modificando. Las nuevas competen­cias digitales determinan que, frente a estos cambios, las personas desarrollen nuevas capacidades que deben permitirles un uso más oportuno y seguro de estas tecnologías”.

El espíritu del programa sigue vigente. Lo que cambió es el instrumento tecnológico. Todo es cuestión de que el MEC se suba a la ola y la sur­fee a favor de un ahorro considerable en compra de laptops que ya van siendo piezas de museo.

Cuestión de accionar la función “refresh”.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente